Adobe System frena el desarrollo de Flash Player para dispositivos móviles

0

Flash

Adobe Systems admite la derrota ante Apple y comienza a frenar el desarrollo de Flash Player para dispositivos móviles.

Nada más hacer pública la noticia a través de la que la compañía asegura una ralentización en el desarrollo de Flash Player para móviles, las acciones de la comapñía cayeron nada menos que un 11 por ciento.
La conclusión de todo esto es básicamente que es más que probable que los desarrolladores dejen de utilizar como herramienta Flash Player para producir vídeos, aplicaciones, páginas web a través de dispositivos móviles.

La noticia es sin duda todo un alivio para Apple y los usuarios de sus dispositivos móviles, que no pueden ver el contenido creado en flash. Y por otro lado, Adobe System, ha comunicado que ahora centrará todos sus esfuerzos en crear herramientas para desarrolladores que utilicen HTML5, ese patrón por el que Apple lleva ya tiempo apostando.

El cambio no se queda solamente ahí, ya que al anunciar estas novedades, la compañía también decidió informar y hacer pública la realidad que se les avecina, que no es otra que ante un cambio tan radical en el sistema de ventas no les queda más remedio que asumir una más que probale ralentización de los beneficios económicos de la compañía y la obligación de prescindir de parte de sus personal, concretamente del 7 por ciento del personal que trabaja para Adobe.

Desde que Apple se negara a utilizar Flash en sus navegadores, HTML5 ha ido ‘in crecendo’ y, a pesar de que las diferencias hoy por hoy pueden ser un tanto inapreciables o difusas, es cuestión de tiempo.
La inmensa mayoría de los desarrolladores que usaban la herramienta de Adobe no querían perder la oportunidad de que sus contenido estuviera disponible también en los dispositivos de Apple, por lo que se han ido adaptando poco a poco a HTML5.

Esta nueva tecnología es completamente abierta, por lo que es fácil comprender la caída de Adobe Systems, ya que no es una única compañía la que tiene el control. Es por ello que, perdido el monopolio, se han visto en la obligación de acogerse al clásico refrán ”si no puedes con tu enemigo únete a él”.