China y una gran serie de restricciones en redes sociales y mensajería

0

Las restricciones contra redes sociales y aplicaciones de mensajería en China se vuelven cada vez más duras. En un análisis a fondo de las nuevas restricciones se puede observar un claro intento de censura bajo la excusa de proteger la seguridad nacional. El objetivo es amedrentar a los usuarios de redes sociales y aplicaciones de mensajería exigiendo un registro con nombres reales y una autorización previa para poder utilizar los servicios de WeChat, WhatsApp y similares.

La nueva norma jurídica obliga a todos los usuarios a utilizar sus nombres reales para hacerlos responsables del contenido que comparten en las redes. La medida puede ser vista con buenos ojos de cara a promover la responsabilidad de los individuos sobre lo que publican, sin embargo hay un temor fundado entre los ciudadanos por las prácticas de censura tan habituales en China.

china-flag-e1324031315220

Pendiente de aprobación

Ahora los usuarios de aplicaciones de mensajería deberán pasar por una revisión antes de estar autorizados para publicar información. Los usuarios deben estar al tanto de las leyes y las características del sistema sociales, los intereses nacional, los derechos e intereses de los ciudadanos y el orden público y la moral. La información que se proporciona a través de estos programas debe ser verídica y estar garantizada la responsabilidad de los que publican, de lo contrario no recibirán autorización.

La violación de la nueva normativa obligará a la restricción de la libertad para publicar información, el gobierno incluso menciona el derecho de suspender o cerrar cuentas que promuevan información falsa. Cada usuario será responsable de la seguridad de sus operaciones y la protección de información personal. También se menciona la supervisión pública en caso de gestionar información ilegal.

La norma afecta a más de 5,8 millones de chinos que usan la aplicación de mensajería en el territorio del país. Los jóvenes son los que más están preocupados porque estarán en la mira del gobierno.