Críticas a los smartphones de 5 pulgadas

0

smartphones-5-pulgadas

Los teléfonos móviles cada vez tienen pantallas más grandes, y mientras algunos usuarios encuentran esto atractivo y útil, otros nos la pasamos criticando ciertos aspectos que hacen difícil el manejo de teléfonos con pantallas grandes. Hoy en Messenger.es te contamos algunas de las principales críticas y problemas que pueden ocasionar los smartphones de 5 pulgadas y más.

El problema más evidente, debido al tamaño, es que los smartphones de 5 pulgadas no se pueden controlar con una sola mano, siempre es necesario usar ambas para poder sacarle el máximo provecho al dispositivo. Aún con las ‘modalidades’ de control con una sola mano, sigue siendo incómodo.

Por su diseño, los teléfonos grandes son más propensos a las caídas. Está comprobado científicamente, no es que los usuarios de smartphones grandes sean más torpes, sino que el centro de gravedad está más alejado de los extremos hace que, cualquier movimiento brusco o desestabilización, tenga más éxito al arrojarlo por el aire.

Las pantallas de 5 pulgadas son más caras, y ni hablar de las caídas. Los teléfonos más pequeños son más resistentes, pero cuanto más grande es el teléfono, más probabilidades tiene de romperse al caer al suelo. Los precios elevados de una reparación incluyen los digitadores en muchas ocasiones.

Las pantallas grandes también afectan el rendimiento de la batería, así que no te extrañes de una menor autonomía en tu smartphone con pantalla grande. En todo teléfono, la pantalla suele ser uno de los componentes que más energía consume, y si la pantalla es más grande, los requisitos de energía serán mayores.

Por último, y siempre volviendo a un tema de comodidad y uso, un teléfono más grande es difícil de llevar, y si pensamos que los teléfonos móviles deben ser para eso, para movernos, quizás estemos dejando que la industria nos venda algo que realmente no necesitamos.