El curioso caso del rey que gobierna por Skype

0

Céphas Bansah es el rey del área de Hohoe, Ghana, y ejerce un mandato de lo más peculiar, ya que desempeña sus funciones a través de Skype.

Su nombre completo es Togbe Ngoryifia Céphas Kosi Bansah y, con 66 años, es seguramente uno de los mandatarios más adaptados a Internet del siglo XXI.

Girl with headphones using computer

¿Por qué gobierna vía Skype?

El rey africano viajó por primera vez a Alemania como estudiante de intercambio hace muchos años y se enamoró. En 1987 murió su abuelo y, en 1992, se produjo la coronación de Bansah. Sin embargo, y a pesar de las nuevas responsabilidades, el nuevo rey decidió seguir viviendo en Alemania y continuar con su profesión en un taller de reparación de automóviles. Además, en el año 2000 se casó con su mujer, de nacionalidad alemana, con la que tuvo tres hijos.

Así pues, se ve obligado a ejercer su mandato ayudándose de Skype y correos electrónicos. El monarca debe gobernar a 200.000 personas desde dicho software y a menudo trasnocha intentando solucionar disputas tribales. Uno de los últimos incidentes con el que ha tenido que lidiar ha sido el robo de las joyas reales.

Skype para todos

Pero Skype no solo es útil para Bansah. Tú también puedes acceder a Skype sin necesidad de formar parte de la realeza y disfrutar igualmente de los mismos servicios que el rey. ¿Por qué Skype es una herramienta tan útil a nivel profesional? Por la manida y simple razón de que permite la comunicación a distancia. Pero esta comunicación va más allá, Skype permite la transferencia de archivos, las llamadas grupales, compartir la pantalla del escritorio, etc. Por ello, Skype ha cosechado cierto éxito en diversas profesiones, ya que permite reuniones, clases, entrevistas… Todo esto, sin moverte de casa.

Pero sin Internet esta comunicación remota no podría existir. Por ello, tener una buena conexión es esencial si quieres olvidarte de cualquier interrupción. Si no tienes una, http://www.mistercomparador.com  te ayuda a encontrar las mejores ofertas de las diferentes compañías, incluyendo además un test de velocidad para que compruebes si esa velocidad que te han vendido es la real.

Olvídate de todo y comunícate como un rey.