El virus para Android que graba las llamadas

0

Los smartphones, cuya tecnología y prestaciones avanzan de manera imparable, son ya más ordenadores que teléfonos. Esto tiene sus grandes ventajas, pero también sus inconvenientes; uno de ellos es que muchos son vulnerables al ataque de virus. Ya han sido detectados un buen número de programas malware que afectan al sistema operativo Android, aunque por suerte su difusión no es demasiado amplia, y las sucesivas actualizaciones se encargan de frenar a algunos de ellos.

En el peor de los casos, algunos virus pueden afectar a la factura, actuando de manera similar a los dialers en el ordenador (programas que enlazan una conexión de acceso telefónico con un número de pago). Otros, sin embargo, no llegan a ser perjudiciales para el bolsillo, pero sí pueden afectar de diferentes maneras al funcionamiento del teléfono. El virus del que hablamos hoy en nuestra entrada, concretamente, tiene un objetivo bastante curioso, aunque sin duda molesto: registra en la memoria las llamadas que realicemos.

Como todas las aplicaciones malware, este virus se instala en segundo plano, procedente de un archivo infectado que hayamos descargado del Market, de un correo, etc. Cuando realizamos llamadas, va guardando cada palabra en un archivo AMR, dentro de la tarjeta SD. Llega un momento en que la satura; es entonces, probablemente, cuando el usuario se percata de la infección. Durante todo ese tiempo, también ha transferido las llamadas al atacante.

Existen en la actualidad muchos programas antivirus, gratuitos y de pago, que podemos instalar en nuestro teléfono para intentar prevenirnos de esta clase de programas. Sin embargo, al igual que sucede cuando navegamos en un ordenador de sobremesa o un portátil, el medio más eficaz para evitarlos es la prevención. Siempre debemos comprobar las especificaciones de los programas que descarguemos, por si vemos algo sospechoso (es extraño, por ejemplo, que un juego estilo Tetris solicite tener acceso a la agenda de teléfonos). Si evitamos todo lo que nos parezca raro, tendremos muchas menos posibilidades de caer en esta clase de trampas.