En Japón ya disfrutan de PS Vita

0

El mundo de los videojuegos anda revolucionado desde que ayer, 17 de diciembre, se pusiera por fin a la venta la nueva consola de Sony, la portátil PS Vita, en Japón. Mucho se ha hablado de ella en los últimos meses, y las semanas previas a su lanzamiento han supuesto todo un aluvión de información: vídeos, imágenes, información sobre sus funcionalidades… Es la gran apuesta de la compañía para hacerse con el mercado y ponerse en cabeza frente a sus grandes competidores, Nintendo y Microsoft.

ps vita

Aunque Sony se ha esforzado en dejar claro que su nuevo dispositivo es, ante todo, un sistema de videojuegos, lo cierto es que posee suficientes añadidos como para resultar atractiva no sólo a los aficionados al mundillo, sino también a quienes busquen algo más allá de éste. Te contamos algunas de estas características tras el salto.

La consola cuenta con una pantalla táctil Super AMOLED que ofrece una increíble respuesta, así como un pad trasero, también táctil, dos joysticks analógicos y un giroscopio que le permite responder al movimiento que hagamos con ella; lo mismo que posee el mando Sixaxis de Play Station 3, por ejemplo.

PS Vita sale a la venta en dos formatos: Wifi y 3G. La integración de la consola con Internet es mucho mayor que en su predecesora, PSP, y sigue la línea de la tendencia que llevamos bastante tiempo viendo en las consolas de sobremesa: una gran importancia del juego social, la posibilidad de obtener logros en los juegos y de compartir recomendaciones con otros usuarios. Además, PS Vita está preparada para utilizar de serie muchas redes sociales y aplicaciones tan populares como Twitter, Facebook o Skype. La idea es que se convierta en un centro de uso multimedia, de la misma forma que puede serlo un Smartphone o un Tablet.

PS Vita estará en Europa y América el próximo 22 de febrero. Se espera que el catálogo de lanzamiento supere los ochenta juegos, y la mayoría de ellos podrán comprarse tanto en formato físico como en digital, siendo éste más barato. De este modo, quienes no tengan sitio para albergar las siempre incómodas cajas lo tendrán mucho más fácil.