Firechat, el aliado de los manifestantes de Hong Kong

0

Ya hablamos por aquí, hace unos meses, sobre FireChat, una aplicación de mensajería instantánea que no requería de conexión a Internet para poder comunicarse entre terminales. Gracias a su protocolo descentralizado es capaz de enviar sencillos mensajes de texto entre dos o más usuarios, y eso está dando más de un dolor de cabeza a los mandatarios chinos. ¿Cómo es posible enviar mensajes sin internet? Muy sencillo, esta aplicación utiliza las antenas Wi-Fi o Bluetooth para buscar dispositivos que se encuentren a su alrededor, generando, a modo de, una red local de nodos interconectados entre si. Por esta vía es posible chatear sin internet, si los smartphones se encuentran cerca. Una herramienta muy potente para manifestaciones, como está ocurriendo en Hong Kong, donde la población es privada de acceso a Internet en zonas determinadas.

hong kong

Si habeis visto las noticias o habeis leido últimamente los diarios sabreis que en Hong Kong, una gran parte de la población está saliendo a la calle para protestar contra los mandatarios chinos que imponen sus candidatos en el país. Los manifestantes requieren unas votaciones más democráticas para que puedan elegir ellos mismos quién los representa, algo que el gobierno chino no parece entender. Las protestas han sido violentas: se ha empleado gas lacrimógeno y se ha cortado el acceso a Internet en las zonas de manifestación para que ningún móvil pueda comunicarse (acción muy habitual en China). Aún sin Internet, los manifestantes han podido comunicarse entre ellos y coordinar todos sus actos. ¿Cómo ha sido posible? Mediante la app: FireChat.

Las manifestaciones suelen ser numerosas y los usuarios de FireChat han sabido utilizar esto como una ventaja. Puesto que FireChat localiza a usuarios que se situen cerca, y si encima la app está de moda debido a esto, es muy sencillo comunicarse entre toda la masa manifestante mediante esta vía. Un caso que demuestra que a veces la tecnología se posiciona al servicio del pueblo y no de la del poder establecido.