Google Books ya permite leer los libros sin conexión

0

Google Books es una excelente herramienta para los aficionados a la lectura en el ordenador, y también para los investigadores; muchas veces es la única manera de localizar textos descatalogados o en ediciones que rara vez salen de su país. Una suerte de biblioteca de Alejandría virtual que poco a poco va ensanchando sus miras.

google_books

Ahora, los usuarios de Google Books en el ordenador pueden por fin hacer uso de una función de la que ya disponían los móviles Android y dispositivos iOS: la de leer los libros que tengamos en la biblioteca sin necesidad de conexión. La guinda que le faltaba para convertirse en un servicio verdaderamente útil en cualquier momento… aunque aún tiene ciertas restricciones que os contamos enseguida.

Lo único que tenemos que hacer para activar esta opción es entrar en Google Books, ya sea a través de su página web o bien del navegador Chrome, en caso de que tengamos integrado en él el servicio. Entramos en la biblioteca y colocamos el cursor sobre el libro que queramos leer. Se nos mostrará, entre todas las opciones existentes, una nueva: “disponible sin conexión”. Sólo tenemos que marcarla y podremos descargar el ejemplar en nuestro disco duro.

La opción sin conexión tiene, sin embargo, algunas limitaciones: no es posible hacer anotaciones en el libro, realizar búsquedas o subrayar. Al menos de manera nativa, claro está; existe software que nos puede permitir manipularlo de ésta y otras maneras, como si de cualquier otro e-book se tratase.

Por el momento, sólo los libros que se encuentren en formato .epub (la extensión creada específicamente para los lectores de e-books) pueden leerse de este modo. Google ha asegurado que se trata de una opción “en construcción”, por lo que poco a poco irá incorporando también los que se hallen digitalizados en .pdf (un formato mucho más pesado y por tanto más lento y costoso de transformar). Asimismo, es posible que las “funcionalidades perdidas” en la lectura offline se vayan incorporando paulatinamente.