Google cada vez más cerca de los juegos con Android

0

Cada vez son más sonados los rumores que apuntan a que Google tarde o temprano terminará por entrar (también) en el sector de los videojuegos y su caballo de Troya no podía ser otro que el marcianito verde, el cual ya inunda casi todos nuestros smartphones en España (no así en las tabletas) y un gran número de dispositivos que cada vez más, poco tienen que ver con la tecnología, (como el reciente horno con Android).

Google tiene presencia en nuestro mail (Gmail), en nuestros desplazamientos (Google Maps), en las estadísticas de nuetras webs (Analytics), en una buena parte de nuetras ganacias Online (Adsense), en nuestra comunicación (Google+) y por supuesto en todo lo que buscamos por internet. No obstante esta es solo una lista con algunos de  los servicios principales del buscador, hay muchos más.

games-android

Si tuviera que buscar una palabra para definir a los de Mountan View sería “ambición“, ahora desde Google también se proponen entrar en el mercado de los videojuegos.

Si bien es cierto que eran rumores bastante sonados, hace poco hemos tenido noticias que parecen confirmar lo que muchos desarrolladores ya proclaman a gritos.

Recientemente Google ha llevado a cabo la contratación de Noah Falstein, un experto desarrolladore de videojuegos con más de 30 años de experiencia en este sector (eso vendría a decir que estaba metido en este mundillo casi antes incluso de que existiera…) y que ha trabajado en consolidadas empresas relacionadas con este industria de la talla de Lucas Arts, DreamWorks Interactive o 3DO.

Noah-Falstein-Linkedin

El nuevo fichaje de Google ha cambiado hace unos días su perfil en Linkedin añadiendo un nuevo cargo: jefe de diseño de juegos en Android Play Studio. Empiezan nuevamente los rumores.

Un dato curioso que cabe reseñar es que tras una semana con este perfil lo volvió a cambiar recientemente siendo mucho más discreto esta vez con su perfil profesional, es de esperar que desde Goggle le hayan dicho que es información que no conviene airear demasiado, aun.