Google compra Motorola y adquiere todas sus patentes

0

Un nuevo capítulo se escribió ayer en el largo culebrón de la telefonía móvil. Google sorprendió a propios y extraños con la compra de una de las compañías punteras en el mercado de los dispositivos móviles, tablets e informática en general: Motorola. ¿Cómo afectará esta nueva simbiosis en la futura política de la empresa?

Hasta el momento, Google contaba con un modelo de móvil con el que complementar la fuerza de su sistema operativo Android, el denominado Nexus. Los terminales de esta gama propia eran los primeros en recibir las actualizaciones y en probar las nuevas aplicaciones y propuestas. Ahora, sin embargo, parece que tendrá una gama de dispositivos mucho más amplia donde elegir, además de permitir a los antiguos usuarios de Motorola (cuyos móviles estaban empezando a quedarse bastante desfasados respecto a otras compañías) colocarse a la cabeza en las diferentes novedades que vayan surgiendo.

La maniobra de Google, según los expertos, le acerca a la política  de Apple, acostumbrada a adquirir directamente las tecnologías y hardware que necesita para la fabricación de sus dispositivos, eliminando así intermediarios y posible competencia. Además, lo más importante, Motorola aportará a Google la friolera de 20.000 patentes, todas las que tiene registradas a su nombre, dándole así nuevas y poderosas armas para enfrentarse en ese terreno. Todo hace pensar que no tardaremos en ver nuevos enfrentamientos en los tribunales entre los pesos pesados de la tecnología móvil. La guerra por las patentes se antoja larga y cada vez más compleja.

La operación, que se cerrará de forma completa a finales de este año, se salda con un precio final de 12.500 millones de dólares, aproximadamente unos 8.700 millones de euros. En el mercado de las acciones, Google pagará 40 dólares por cada una de ellas (el equivalente a unos 28 euros).