Google Talk en Rio Negro

0

Cuando los ejecutivos de Google son cuestionados sobre los objetivos de su compañía, la respuesta es siempre la misma: “Traer orden a la Web”. Objetivo que demuestran con cada uno de sus desarrollos. Pero lo que a todos sorprendió, y es casi inexplicable bajo esta máxima de la compañía, fue la aparición de Google Talk, un cliente de mensajería instantánea. ¿Qué orden puede traer a la Web este tipo de aplicaciones? Es claro que el objetivo de Google está más allá del magnánimo slogan que Larry y Sierge repiten.

El Chat al estilo Google

La primera característica que distingue a Google Talk de cualquier otro programa de mensajería instantánea es su aspecto minimalista, típico de Google. Para darse una idea, el archivo de instalación pesa apenas 900 KB.

A diferencia de Messenger, Yahoo! y otros competidores, GTalk cuenta con una interfaz muy pulida pero libre de todo tipo de adicional, como pueden ser emoticones, guiños, animaciones, fondos, etc. Sólo cumple con la función básica de chatear.

Otra característica del mensajero de Google es que permite entablar conversaciones de voz al estilo Skype. Este es, quizás, uno de los puntos más fuertes de Gtalk, ya que, según rumores, el objetivo de Google es orientar sus servicios a la prometedora tecnología VoIP.

La noticia del advenimiento de Google al mundo de la mensajería instantánea fue muy bien recibida por los usuarios del software libre. Resulta que el mensajero más liviano del condado, si bien no funciona en plataformas Linux, utiliza el protocolo abierto Jabber.

Este protocolo, sostenido por la Jabber Software Foundation, surgió como una alternativa libre al protocolo utilizado por el MSN Messenger. La base de su funcionamiento, y principal característica que lo distingue de otros protocolos, es que es descentralizado. Cualquier usuario puede actuar como servidor, lo que asegura mayor eficacia de comunicaciones, y elimina el control total en manos de una única compañía. El protocolo está basado en el estándar libre XML para el envío de mensajes.

Google, en una decisión muy inteligente, adoptó este protocolo para su mensajero, generando sus servidores y apoyando de esta manera una iniciativa del software libre. De este modo es posible utilizar cualquier cliente de mensajería instantánea, y no sólo el provisto por Google, simplemente configurando como protocolo de comunicaciones a Jabber, utilizando el puerto 5222, y eligiendo como servidor a talk.google.com.
Sigue en Rio Negro.