Las redes sociales y la televisión contra el energúmeno Miguel Moisés Sacal Smeke

0

Miguel Moisés Sacal Smeke, propietario de varias empresas textiles y perteneciente a la comunidad judía en México, dio muestras de su agradecimiento por haberse enriquecido en nuestro país con su marca de ropa Indie Jeans, además de otras, a un empleado de la Torre Altus, ubicada en la avenida Paseo de la Reforma en el Distrito Federal, cuando este se negó a abandonar su puesto en el estacionamiento para cambiarle la llanta al millonario empresario.

 

El vídeo donde se muestra todo el proceso fue subido a YouTube el día 10 de enero de 2012 mostrando todos los hechos ocurridos el 8 de julio de 2011, desde el momento en que el millonario se acerca al sitio de trabajo del joven Hugo Enrique Vera, en el estacionamiento de dicho edificio, quien le responde al empresario que no puede dejar su lugar de trabajo para ir a cambiarle la llanta, lo que no es parte de sus tareas, pero esta negativa hace enfurecen al empresario quien comienza a insultar al empleado utilizando la palabra indio de manera despectiva, alegando que tiene que obedecerlo ya que para eso paga 30.000 pesos mensuales en ese lugar e incrementando su ira a cada momento, hasta que empieza a golpear al muchacho repetidas veces, entrando hasta donde se encontraba sentado.

A pesar de que después de varios golpes se detuvo para realizar llamadas telefónicas donde se quejaba del mal servicio, nuevamente volvió a golpear al empleado sin que este se defendiera y sin que ninguno de lso demás empleados interviniera en este atropello por temor a ser despedidos gracias a las influencias del empresario textil.

A raíz del vídeo transmitido en YouTube, en Facebook se han creado diversas páginas que piden el apoyo de la ciudadanía en contra de los productos vendidos por el millonario empresario, quien también es importador de las marcas Nin0 Sacalli, Eurofact y Nino Collection. En Televisión Azteca, en el programa Ventaneando, Paty Chapoy, productora y conductora de dicho programa llamó a la población a no comprar ninguno de los productos que fabrica Miguel Sacal para demostrarle que si tiene dinero se debe a la gente que el llama indio. En Twitter también se han encontrado múltiples manifestaciones en contra de Sacal.