Line bate récords: 10 millones de usuarios en España

0

Os traemos una noticia de actualidad. Era obvio que la reciente polémica que ha habido con respecto a WhatssApp iba a trer consecuencias negativas para la aplicación. Primero de pago, luego parecía ser que no y finalmente parece ser que se a impuesto la famosa cuota para renovar licencia.

En mi opinión la gente de WhatssApp han cometido un error bastante grave al tomar este tipo de decisión en un momento como el actual, donde la aplicación que se revela como su mayor competencia no para de crecer día a día, no estamos hablando de otra que de LINE. Pero esta vez nos llegan datos oficiales de estas cifras de crecimiento, que de seguir incrementándose a ese ritmo es más que probable que dentro de no mucho tiempo LINE destrone definitivamente a WhatssApp como aplicación rey de comunicación por mensajería.

line

LINE, datos recientes de crecimiento publicados

Ayer día 22 de Marzo LINE anunció en su página de facebook en español que acaban de alcanzar la cifra de nada más y nada menos que 10 millones de usuarios en España y para celebrarlos han colgado una colección gratis de stickers completamente gratuitos hasta finales de mes.

¿Prefieres pagar 0´89 céntimos o cambiar de aplicación?

Esta es la pregunta del millón que ahora se hacen ambas compañías y cuya respuesta repercutirá en millones de dólares percibidos a lo largo del ejercicio económico en favor de una empresa frente a la otra. Mi opinión personal es que desde que se ha popularizado el uso de aplicaciones móviles los usuarios nos estamos acostumbrando cada vez más y quizás de forma peligrosa a la cultura “del todo gratis”.

Antes era completamente normal pagar para obtener un servicio, ahora parece que pagar una cantidad tan ridícula como son 0´89 céntimos a lo largo de todo un año nos asusta como consumidores, y este efecto psicológico tiene tal fuerza que nos hace replantearnos hasta cambiar de hábitos en el uso de las aplicaciones que usamos normalmente para comunicarnos (Y que además son bastante buenas).

¿Nos estaremos volviendo demasiado “cómodos”? ¿O serán las empresas las que cada vez más tengan que adaptarse?. El debate está abierto, una vez más.