Microsoft podrá comprar Skype

0

La adquisición de Skype por parte de Microsoft estaba prevista para mayo de este mismo año, por un valor aproximado de seis mil millones de euros. No obstante, la Comisión Europea, en el último momento, bloqueó la operación. ¿El motivo? Las dudas referentes a si dicha compra seguiría permitiendo el libre mercado o supondría, por el contrario, un claro ejemplo de monopolio. Se temía que el siguiente paso de Microsoft fuera el de integrar Skype de forma exclusiva en su sistema operativo Windows, evitando, así, que pudieran utilizarlo los usuarios de Mac, Linux o cualquier otra alternativa.

Pues bien, han tenido que pasar casi seis meses de investigaciones, pero finalmente la luz verde ha llegado. Microsoft está autorizada a adquirir Skype, puesto que, según considera la Comisión, no existe riesgo ni actitud que vaya a poner en entredicho la autonomía del programa, ni a dificultar su competencia con respecto a otros programas similares de telefonía por VoIP.

Es muy probable que, a partir de ahora y sobre todo con el lanzamiento inminente de Windows 8, veamos cada vez más ordenadores que vengan con Skype integrado de serie. Esto contribuirá a favorecer la popularidad de un programa que ya cuenta con un número considerable de adeptos: hasta 663 millones de usuarios registrados en el último año. Se calcula que cada día se establecen unos 30 millones de conexiones (ya sea mediante llamada telefónica, chat o mensaje). Skype se ha convertido en un referente de las comunicaciones tanto para empresas como para particulares, desbancando al teléfono tradicional y, en muchos casos, a otros sistemas de mensajería.