Naughty Dog, los reyes del videojuego contemporáneo

0

Cuando uno piensa en grandes juegos de los últimos años aparecen títulos como Crash Bandicoot, The Last of Us, Uncharted y Jak & Dexter. ¿Qué comparten todos estos juegos? El estudio desarrollador. Cada una de estas aventuras, que combinan acción, aventuras y plataformas, han sido responsabilidad de Naughty Dog, un equipo versátil y muy querido por los fanáticos de PlayStation.

En 2013 su videojuego The Last of Us se llevó todos los premios de críticos y usuarios. Se trata de una compleja aventura de supervivencia con un relato apocalíptico cargado de emoción y con un final sobrecogedor.

Naughty Dog 1

Pero antes de The Last of Us y Uncharted, dos sagas que comparten protagonistas humanos aunque en situaciones bastante extremas, hubo sagas de aventuras y plataformas con criaturas de otras galaxias: Crash Bandicoot y Jak & Dexter.

Originalmente Naughty Dog era conocida con el nombre de Jam Software. Era un equipo poco conocido con títulos muy variados en Apple II, desde aventuras gráficas hasta juegos de rol y de estrategia por turnos.

Naughty Dog 2

Su primer éxito llegó con Crash Bandicoot para PlayStation. Hubo más entregas del marsupial, pero con él se inicio la extensa galería de grandes personajes de la empresa. Luego de las pantallas plataformeras de Crash llegaría la acción de la dupla espacial Jak & Dexter. Este dúo tuvo 4 juegos repletos de acción, plataformas y algunos elementos shooter.

Allí apareció la semilla para Uncharted, una de las sagas más queridas de PlayStation 3 donde empezaron a explorar en una forma más realista de contar historias. Nathan Drake es una suerte de Indiana Jones que debe buscar diferentes artefactos y tesoros, enfrentar contrabandistas y resolver puzles en templos antiguos.

Luego de Uncharted y sus acrobáticos escapes entre tiroteos y acertijos llegó The Last of Us. Un título de supervivencia con una trama que nos dejará encantados. Hay que darle una oportunidad a Naughty Dog y sus aventuras, no estaremos perdiendo tiempo.