Phoneblocks, los móviles del futuro?

0

Primeros fueron los móviles comunes y corrientes. De allí pasamos a los smartphones y las tablets, y a día de hoy podríamos definir muchos de los últimos lanzamientos tecnológicos en el campo de las comunicaciones como phablets. Sin embargo parece que los avances no se detienen, y muchos especialistas creen que el verdadero futuro de los móviles podría estar en nuevos aparatos, que serían denominados Phoneblocks.

En concreto, todo sucedió como consecuencia de una nueva iniciativa del diseñador Dave Hakkens, quien en los últimos días presentó un proyecto de celular que podría cambiar la industria de los smartphones. Evidentemente, se trata de estos mencionados Phoneblocks, y tiene que ver con la comercialización, previa fabricación, de equipos que se conformarían partiendo de la base de una serie de módulos a modificarse de acuerdo a las necesidades del usuario.

Phoneblocks 1(1)

Cómo serían los Phoneblocks?

Ahora bien, si quieres imaginártelo y no puedes, es algo así como un smartphone con piezas intercambiables, como si se trataran de bloques de Lego. La idea de este desarrollador es que algunas de estas partes que forman el todo sean representativas del conector USB, de la cámara con sus sensores, y así para cada parte específicamente del hardware. Es decir, un nivel de personalización nunca antes visto para un móvil.

Consultado acerca del surgimiento de esta idea tan espectacular, el creador de la misma ha manifestado que mucho tuvo que ver la nueva percepción suya acerca de “lo desechables que se han vuelto los equipos electrónicos”. Por eso considera que incluso reparar los Phoneblocks sería más sencillo, ya que sólo se reciclaría la parte que no funcione del sistema, y no todo el dispositivo, como todavía sucede.

Phoneblocks 2(1)

Avance del proyecto

Hasta ahora, lo que se sabe es que el proyecto está siendo promovido en el sitio Thunderclap, que permite viralizar diferentes iniciativas de todo el mundo. Unas 200.000 personas han manifestado su apoyo al creador, e incluso en YouTube más de diez millones de visitas han registrado sus videos. Evidentemente, lo que falta aún es dinero para que este proyecto pueda llevarse a cabo.