Publica en redes sociales de manera efímera con Xpire

0

Últimamente están muy de moda las aplicaciones de mensajería efímera, si ya sabéis, estas aplicaciones de mensajería instantánea en las que puedes programar el tiempo de vida de una publicación, es decir, puedes configurarle un tiempo de caducidad al mensaje para que se borre pasado un tiempo, tal y como hace la app más de famosa de este tipo, SnapChat. Ahora otra aplicación ha recogido el testigo de dichas aplicaciones y pretende hacer lo mismo pero en redes sociales, es decir, pretende publicar contenido que es capaz de autodestruirse una vez cumplido un tiempo dictado por el usuario, su nombre es Xpire y está arrasando en las markets de EEUU. ¿A qué esperas para conocerla?

xpire2Xpire quiere que tengamos un control absoluto sobre lo que publicamos en nuestras distintas redes sociales y para ello nos permite compartir contenido desde la aplicación con una función de autodestrucción. Es decir, si queremos publicar algo en Facebook o en Twitter y que pasada una semana se elimine de todas nuestras redes y no quede ni rastro de la publicación, podemos hacerlo desde Xpire con solo indicar el tiempo que queramos que esté visible, en este caso, una semana. Además, si algún contenido publicado en redes sociales con anterioridad nos incomoda o molesta podemos buscarlo a través del potente motor de búsqueda que nos proporciona Xpire y eliminarlo desde la misma plataforma.

Además, la aplicación, en su última actualización, ha implementado un algoritmo que nos ayuda a juzgar si un contenido es peligroso de publicar o no, haciéndonos de Pepito Grillo de vez en cuando. Este algoritmo aprende de lo que compartimos públicamente sin función de autodestrucción y nos aconseja en base a lo publicado.

Si te interesa Xpire, lo puedes descargar gratuitamente desde cualquier market. La versión para iOS tiene soporte para Facebook, Twitter y Tumblr, mientras que la de Android, únicamente tiene para Twitter, aunque han comunicado que próximamente también lo tendrá para Facebook.