Samsung conquista los Oscar

0

Los Oscar fueron uno de los eventos más importantes en lo que llevamos de año, y aunque normalmente se trata de un encuentro seguido por los cinéfilos, tampoco podemos dejar de destacar el espacio que están ganando al respecto las firmas tecnológicas. Samsung es el caso más saliente en este sentido, y es por eso que muchos han coincidido en que, en esta edición del 2014, ha podido conquistar el mundo de Hollywood.

En efecto, la surcoreana es la quinta empresa y la primera tecnológica que más ha invertido en publicidad en los Oscar, considerados uno de los acontecimientos televisivos más importantes del mundo, como todas las estadísticas de estas horas vuelven a confirmar. En términos concretos, hablamos de una inversión de cerca de 24 millones de dólares por parte de Samsung en los Oscar 2014.

Oscar 2014 Apple 1

Samsung expande fronteras

Si consideramos que la inversión de Samsung queda sólo por detrás de firmas como Hyundai, JC Penney, Coca-Cola y American Express, está claro que el avance de las empresas tecnológicas es notorio para un evento de esta calidad. Incluso, si pensamos en el sitio web del evento (Oscars.com), la surcoreana fue la tercera de más inversión en publicidad, sólo por detrás de Cadillac y JC Penney.

Si te preguntas entonces en qué aspectos ha estado presente Samsung en los Oscar, podemos destacar en primera instancia el hecho de que ha sido el sponsor del Backstage, además de que fuimos testigos de hasta 10 tweets promocionados de selfies de las estrellas de la meca del cine. Eso deja de lado, claro, los intentos de algunas estrellas en particular por mostrar sus productos, sobre todo los de Apple.

Oscar 2014 Apple 2

La selfie de la historia

Sin embargo, evidentemente la gran imagen asociada a Samsung de los Oscar de este año tiene que ver con la increíble selfie que tomó Bradley Cooper a pedido de Ellen DeGeneres, y en la que aparecen Brad Pitt, Julia Roberts, Angelina Jolie, Meryl Streep y Kevin Spacey, entre otros. La misma fue la imagen más retwitteada de la historia, y claro, tomada con un Galaxy Note 3 de la conductora del evento.