Steve Jobs dimite como CEO de Apple

0

Es la noticia de hoy, y sin duda dará mucho que hablar en los próximos días. Aunque Steve Jobs ya se había apartado de su puesto en varias ocasiones, y sólo reaparecía para las presentaciones puntuales, ha anunciado por fin su dimisión definitiva al frente de Apple.

En su carta de dimisión, en la que indica que ésta se lleva a cabo con efecto inmediato, propone como su sucesor a Tim Cook, antiguo jefe de operaciones de la compañía. Muy probablemente, Jobs seguirá vinculado a Apple, como miembro del Consejo de Administración. Sin lugar a dudas, se trata del final de una era para la empresa que ha revolucionado el mundo de las comunicaciones desde su nacimiento en 1976. Un momento de transición que puede afectar al transcurso de la imparable guerra con el resto de compañías del mundillo, a pocos meses del lanzamiento del iPhone 5.

Steve Jobs fue diagnosticado con cáncer de páncreas en 2004, una de las variedades de la enfermedad más agresivas. El tratamiento que se le aplicó fue exitoso, aunque es probable que no al cien por cien, ya que a principios de este mismo año Jobs volvió a notificar que estaría de baja por enfermedad durante un tiempo. Su salud es un tema que guarda con notable recelo, por lo que no sabemos nada demasiado concreto.

Muchos de los productos que actúan como marcas de identidad de la casa Apple han surgido bajo la dirección directa de Jobs. El nacimiento del iPod, las novedades en el uso  de ratones y teclados y, por supuesto, la revolución que supuso en el mercado de los tablets el iPad son sólo algunas de las muestras de su privilegiada visión tanto en el campo de la informática como en el de los negocios. Incluso los estudios de animación Pixar tuvieron su origen en las técnicas de diseño por ordenador que Jobs las proporcionó. Una filosofía de innovación constante que Apple, sin duda, se esforzará por mantener intacta.