Un osito-robot que entiende de sentimientos

0

Fujitsu ha creado un osito-robot especialmente diseñado para estimular y motivar tanto a bebés como ancianos con problemas psicológicos o enfermedades graves.

oso-robot
oso-robot

Aparentemente es un tierno osito de peluche, pero bajo su apariencia esconde unos 12 sensores distribuidos por todo su cuerpo que tienen sentido del tacto humano para que el osito reaccione a los diferentes tipos de caricias.

Además, también cuenta con un sensor de inclinación interna, un micrófono y una cámara que tiene incorporada exactamente en la nariz, lo que le permite reconocer a varias personas.

La función de los sensores, el micrófono y la cámara es básicamente que el osito pueda recibir información de su entorno y conocer el estado emocional de su dueño o el usuario que lo utilice.

El oso-robot cuenta con más de 300 comportamientos preprogramados. En función del estado emocional de su usuario, el osito ejecutará una respuesta: se reirá, estornudará, llorará, etc.

Fijitsu afirma que su proyecto cuenta con un gran potencial y que este osito-robot se podrá utilizar para estimular la mente de los más pequeños, que podría servir para reducir o controlar el sentimiento de soledad e incluso para emplear como medio terapéutico en enfermos que sufren algún tipo de enfermedad crónica o psicológica.

Lo cierto es que cada vez con más frecuencia la realidad supera la ficción.