Winkmi, una mezcla de Instagram, Tinder y Snapchat

0

Llega Winkmi, una aplicación para compartir momentos y chatear, que mezcla los conceptos de Instagram, Snapchat y Tinder.

winkmi

Después de conseguir más de 600.000 usuarios en China con una versión local, llega Winkmi a España y América Latina, una aplicación para comunicarse que combina las características que ya conocemos y que se utilizan en otras apps como Instagram, Tinder o Snapchat. Por el momento solo está disponible para Android, aunque pronto llegará también a los dispositivos iOS y ya cuenta con más de 300 mil euros de financiación privada.

winkmiCon esta aplicación, los usuarios podrán, al igual que en Instagram, compartir contenidos a través de sus “winks”, conectar con usuarios de todo el mundo y seguirlos para ver todos sus nuevos contenidos, editar fotografías con efectos como sellos, filtros, textos, etc. Además, los contenidos también se pueden compartir en otras redes sociales como Twitter, Facebook o Instagram.

Por otra parte, la app permite compartir mensajes de texto, fotografías y vídeos de forma privada directamente a los contactos a través de la opción de chat secreto, y no sólo eso, sino que se acerca a Snapchat por el hecho de que la información enviada por parte de un usuario se elimina al ser visto por el destinatario. La herramienta permite al usuario decidir cuanto tiempo quiere que pase antes de eliminar la información del servicior y de la aplicación, pudiendo elegir entre 1 y 10 segundos. Además, también cuenta con una opción que permite grabar vídeos y compartirlos de hasta 10 segundos de duración, tiempo en el que los demás usuarios podrán verlos.

Como comentábamos anteriormente, a través de los “winks” los usuarios pueden compartir imágenes y momentos. De esta forma, al pulsar la opción de “recibir”, se abre una conversación con otro usuario y serán visibles las fotografías que comparta, de modo que también se podrá agregar a este usuario como nuevo contacto. Al pulsar “enviar” se pone en marcha el sistema contrario, de forma que el usuario puede compartir fotografías y chatear con las personas que han dado a “recibir”. De esta forma, al poder compartir contenidos no sólo con los contactos, sino con toda la comunidad de Winkmi, los usuarios pueden encontrar gente a quien seguir, en función de las fotografías que comparten y de los intereses que tienen. Así, esto nos recuerda a la app Tinder.

Por otra parte, existe la posibilidad para usuarios que cuentan con contenidos “premium”, poder monetizarlos a través de un sistema de donaciones, de forma que los demás usuarios pueden pagar para que estos sigan publicando ese tipo de contenidos en su perfil. De esta forma, la app permite a los usuarios ganar dinero al compartir sus fotos de Facebook, Twitter e Instagram. Al publicar nuevos “winks”, el usuario gana una serie de rosas que más adelante se podrán cambiar por dinero.

Con los chats secretos y los mensajes que se autoeliminan, al igual que pasa en Snapchat, la app de mensajería efímera más conocida, Winkmi da un paso más allá. Así, la app apunta a que, en Snapchtat los usuarios no pueden conocer gente nueva, por o que se van a otras redes sociales como Instagram, Twitter o Tinder, entre otras, donde no siempre tienen los mejores resultados. Por eso, Winkmi se presenta como una buena opción para los amantes de la aplicacón de mensajería efímera Snapchat, que quieren tener conversaciones secretas, pero que además les gusta descubrir gente nueva.

A la hora de chatear en Winkmi, se hace de forma muy sencilla, lo primero es hacer una fotografía, que puede ser directamente desde la cámara de la propia app, o subiéndola desde la galería del smartphone, y también puede ser un vídeo. Luego el usuario deberá fijar el tiempo durante el que lo podrán ver los contactos a los que se envía, y editarla con filtros, textos o pegatinas disponibles en la aplicación. Por último se procede al envío a los usuarios que tengan Winkmi. Además, en el caso de querer enviar el contenido a un usuario que aún no tenga descargada la aplicación, existe la posibilidad de poder enviarlo por Whatsapp o por correo electrónico.

La app ha sido fundada por Guillermo Zotes y José María Pérez-Sastre en el año 2014, de forma que su principal mercado fue China, donde se lanzó con el nombre “Weimi”, que significa “amigo secreto” en chino. Winkmi, por su parte, viene del inglés “guiño”, de forma que hace referencia a su rapidez y diversión. Desde Winkmi, además, destacan la garantía de la privacidad y la seguridad de los usuarios. El objetivo de esta nueva aplicación de mensajería instantánea, es el de crear una herramienta que sea universal, que además es divertida, privada y segura. Habrá que ver cómo lo acogen los usuarios españoles y cómo avanza y evoluciona esta app. Y vosotros, ¿os atrevéis a descargarla y probarla?