¿Es malo cargar el móvil con un cargador que no sea de su marca?

0

Lo típico. No vemos por ningún lado nuestro cargador y terminamos bajando al chino a comprar el más barato que encontramos. Al final siempre terminamos cargando nuestro móvil con ese cargador y nos olvidamos del oficial. ¿Es esto una buena práctica? ¿Nuestro móvil se ve afectado por utilizar cargadores de dudosa procedencia? En este artículo comentamos en detalle lo perjudicial que puede ser el hecho de cargar un móvil con un cargador que no sea de su misma marca.

Si os acordáis, hace unos cuantos años esta práctica era imposible. Cada marca de móvil contaba con un tipo de puerto único, por lo que solo podías cargar tu terminal con el cargador de su propia marca. Esto aunque sea ha estandarizado, aun hoy existen marcas que cuentan con su propio modelo de cargador. Así mismo Apple, cuenta con su propio cable cargador apple, pero es la única excepción. Es por esto que muchos de nosotros, hoy en día, recurrimos a cargadores baratos de mala calidad cuando necesitamos cargar nuestro móvil, ignorando que esto puede acarrear serias consecuencias.

Peligros de cargar tu móvil con un cargador que no sea de su marca

Ojo, con esto no queremos decir que está mal cargar tu terminal con un cargador que no sea de la marca del móvil, pero hay que exigir un mínimo de calidad. El cargador que viene por defecto en el paquete de tu móvil ha pasado por una serie de tests de calidad y ha sido probado para que funcione al 100% con tu modelo de teléfono. Esto no lo podemos afirmar del cargador que acabas de comprar en el chino.

También te puede interesar:
Samsung bate récord de ventas con su Galaxy S 2

Fíjate siempre en el voltaje, ya que muchos de estos marcadores «sin marca» emiten más voltios de los que el terminal necesita, y sobre todo en el amperaje ya que, uno distinto al indicado puede producir daños físicos en el equipo o en la batería.

Estos son los daños que puede ocasionar el uso prolongado de cargadores alternativos en tu terminal móvil:

  • Que tarde muchísimo tiempo en cargar, cuando antes lo hacía mucho más rápido.
  • Que el puerto por el que se conecte el cargador quede holgado y que se complique muy mucho el realizar las próximas cargas. Seguro que esto os ha pasado con alguno de vuestros terminales antiguos. (Lo típico de: «No lo toques que si no, no carga»).
  • Que se rompa la batería y tengas que sustituirla por una nueva.
  • Que se queme el terminal por una mala carga. Esto puede suceder, pero es muy, muy improbable. Tampoco os quiero meter el miedo en el cuerpo.

No pasa nada si duermes en casa de un amigo y necesitas cargar tu móvil con uno de estos cargadores uno o dos días, o incluso una semana. El verdadero peligro es el uso día tras día, asumiendo que dicho cargador va a ser el cargador «oficial» de tu móvil. En dicho caso es donde aparecen los problemas.

Espero que te haya gustado y, si te ha resultado útil, no dudes en compartirlo en redes sociales. ¡Nos leemos!