La mensajería instantánea al servicio de la Pymes

0

Los programas de Mensajería Instantánea se han asociado desde los inicios de su existencia al uso en el tiempo de ocio pero, en la actualidad, con las tecnologías implantadas en el funcionamiento de prácticamente todos los sectores productivos, los programas de comunicación en la red se están haciendo un hueco entre las empresas. Y es que lejos de perjudicar al rendimiento de sus trabajadores, la utilización de los programas de IM (por sus siglas en inglés) puede mejorarlo si se gestiona y aprovechan de la manera adecuada.

Con ellos se puede, por ejemplo, compartir documentos, hacer seguimiento de clientes, dar soporte en tiempo real, coordinación de actividades, etc… con los que conseguir una Pyme bien administrada. La utilización de estos programas se puede llevar a cabo de dos formas: con sistemas privados de comunicaciones o sistemas públicos ya existentes (WLMessenger, Yahoo! Messenger, GTalk…).

Los sistemas de comunicación privados son recomendados para empresas o instituciones de gran envergadura en los que se pueden aplicar servidores comerciales para la gestión de los servicios de IM tales como Microsoft Office Communications Server, aplicación de gestión de un sistema privado de comunicaciones. En el se incluye también un sistema de IM. Pero sucede que no todas las empresas pueden permitirse tener un sistema propio de comunicaciones con lo que la opción más recomendable es un sistema público.

Windows Live Messenger, Gtalk o Yahoo! Messenger son algunos de los más autilizados y gratuitos. Utilizándolos la empresa ahorrará los costes de licencias que tendrían que pagar por una herramienta propia. La existencia de los clientes multiprotocolo permitirán acceder a varios programas públicos desde una sola aplicación, como es el caso de Airtlkr o Pidgin, entre muchos otros.

La desventaja de este último es que no se puede tener el control del sistema y la gestión del uso del servicio, al contrario que sucedería en una plataforma privada. Aquí encontramos la disyuntiva ¿inviertir más presupuesto en un sistema propio y así garantizar la seguridad o utilizar los programas ya existentes y quedar a merced de sus posibles problemas?. De cualquier forma lo que sí es seguro es que el uso de los programas de mensajería instantánea, debidamente gestionados, aumentará el rencidimiento y la eficacia de los trabajadores y por tanto de la empresa.

Vía: Tecnología Pyme