Los más pequeños y las tablets

0

La tecnología avanza a pasos agigantados y a cada nueva generación nos demuestra que los hijos superan a los padres en cuanto a conocimiento de dispositivos y tecnologías, y una de las razones es que el contacto con tablets, smartphones y computadoras comienza mucho antes. En otros tiempos una computadora era algo muy costoso y pocas personas tenían, hoy una tablet es casi moneda corriente e incluso hay modelos pensados específicamente para los más pequeños. ¿Cuales son las ventajas y desventajas de esto?

El acceso a Internet

Lo primero que hay que revisar cuando le damos acceso a un niño a una tablet es el acceso a la red de redes. Allí podrían encontrarse con todo tipo de información que no es del todo apropiada, pero por suerte las tablets para niños, e incluso las tradicionales, cuentan con distintos sistemas de configuración que permiten bloquear determinadas opciones de acuerdo a la edad del usuario.

Tablets niños 1(1)

El iPad es muy conocido por sus posibilidades de restricción parental que permiten dejar al niño jugando o mirando una película sin riesgo a que acceda a aplicaciones o funciones inapropiadas del sistema.

Aire libre y esparcimiento

Los niños menores de seis años no deberían utilizar de forma habitual la tablet. Se trata de una edad centrada en el desarrollo psicomotriz y por lo tanto los más pequeños tienen que jugar al aire libre, aprender a domina su cuerpo, correr, saltar, gastar energías y en momentos puntuales si pueden usar la tablet, la PC o una consola de videojuegos, pero cuando son muy pequeños están en la edad en la que tienen que jugar con su imaginación y su cuerpo para desarrollar al máximo sus capacidades psicomotrices.

También te puede interesar:
HP y Dell anuncian planes para futuros tablets

Tablets niños 2(1)

Complemento ideal

Las tablets son un complemento ideal para la educación y formación de los más pequeños. Pueden ser una gran ayuda para acelerar el proceso de aprendizaje, pero no deben ser la única forma en la que los niños se expresen o relacionen. Hay que pensar que había niños felices aún antes de la existencia de las tablets, por lo tanto no es indispensable, aunque puede ayudar mucho y ser una forma divertida de pasar tiempo juntos, pero en su justa medida.