CFDs, ¿por qué operar con ellos?

0

Todo el mundo sueña con poder sacar el máximo rendimiento a sus ahorros y ganar algo de dinero extra con sus inversiones. El problema está en saber dónde invertir y cómo hacerlo. En los últimos tiempos, los productos CFDs (Contracts For Difference) han adquirido una gran importancia a la hora de realizar inversiones. Esta popularidad ha provocado la aparición de herramientas que ayudan a los usuarios a tener un mejor control sobre los productos CFDs en los que invierten, teniendo en su mano la información en tiempo real. Un ejemplo de este tipo de aplicaciones es easyMarkets. Se puede definir como un explorador que ofrece un amplio conocimiento del mercado, mostrando los precios en tiempo real de más de 200 instrumentos disponibles para operar.

¿Por qué operar con CFDs?

Como ya hemos comentado, en la actualidad estos productos son muy demandados por los inversores. Estas son algunas de sus ventajas que han provocado esta situación.

Versatilidad

Este tipo de inversión ofrece un elevado número de diferentes activos subyacentes sobre los que se puede comprar o vender. Entre las opciones que nos podemos encontrar para hacer trading con CFDs están los índices bursátiles, materias primas como el oro, petróleo o metales preciosos, forex o pares de divisas entre otros.

Esta versatilidad facilita el acceso a activos con diferentes correlaciones, lo que permite que los CFDs sean usados en estrategias de cobertura de carteras como protección ante movimientos contrarios del mercado.

Diversificación

Mediante el trading online con CFDs, es posible alcanzar una rentabilidad positiva tanto si el comportamiento del activo subyacente es alcista o bajista. Sólo es necesario dar con la tecla adecuada.

Flexibilidad

A diferencia de otros productos derivados, como los futuros, los CFDs no tienen fecha de vencimiento. Esto nos da la opción de poder cerrar cualquier posición que hayamos abierta en cualquier momento.

Apalancamiento

Una de las principales características de este producto financiero, es que ofrece la posibilidad de trabajar con apalancamiento. Es decir, es posible operar con más dinero del que realmente se dispone. Con esto se consigue mejorar la posible rentabilidad, aunque también la pérdida puede ser mayor. Por este motivo, tanto los beneficios como las pérdidas pueden ser mucho mayores que la cantidad invertida.

Accesibilidad

Gracias a la característica anterior, el acceso al trading con CFDs es muy asequible. Sin duda, este es uno de los principales motivos que explican su expansión entre los inversores de todo el mundo. No tener que hacer una gran inversión, es un punto muy a favor para apostar por este tipo de inversiones.

Liquidez

Los CFDs sobre índices bursátiles, sobre pares de divisas o sobre acciones con un elevado volumen de negociación tienen una alta liquidez lo que agiliza la ejecución de las órdenes de apertura y cierre de posiciones al ser más fácil encontrar una contraparte.

Lo visto hoy son motivos más que suficientes para animarnos en invertir parte de nuestros ahorros en productos CFDs. Si utilizamos la herramienta adecuada, podemos llegar a ganar mucho dinero con nuestras inversiones.